Fondo pictórico

La colección permanente

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

Ofrenda de Levante a la Patria Española. Boceto

Nº de inventario: 142


Tema: Alegoría
Técnica: Dibujo sobre papel
Fecha: 1917
Medidas: 44,5 X 60 cm

DESCRIPCIÓN

Escena de composición que presenta dos planos bien diferenciados. En el anterior o primero se representa una maja de pie que simboliza España, con dos leones tumbados a su pie (macho y hembra) como montando la guardia, extendidos sus cuerpos hacia el lado izquierdo. Su cuerpo muestra un cierto movimiento ondulado, con ligera flexión de la rodilla derecha, intuida bajo las leves vestiduras que cubren su cuerpo, un cuerpo mórbido y sensual. La Maja, de cabellos sueltos y negros, mueve la cabeza a nuestra izquierda, hacia los personajes de segundo plano. Posa con gracia su mano derecha sobre su pecho escotado. El brazo contrario queda oculto bajo un velo o chal semicaído. En plano posterior hay un grupo de mujeres y hombres, con algunos animales, que acuden a rendir su tributo. El grupo está compuesto con sumo cuidado y equilibrio, advirtiéndose en él cierta profundidad: son tipos populares levantinos, todos ellos fuertes, viriles los hombres, sonrientes las mujeres. Un campesino reverencia a la Maja con la cabeza descubierta, llevando del cuerno a un gran toro. Varios campesinos más, con distintos ademanes, sostienen las pértigas que humillan al toro en la desea verticales sobre el suelo. Tras ellos, otros personajes portan sobre la cabeza una bandeja con frutos de la tierra. Una muchacha lleva de las bridas dos hermosos caballos enjaezados. Todos se postran ante la belleza femenina, encarnada en la Maja que preside el conjunto en lugar preferente. El lápiz del autor la dibuja con sumo esmero (brazo, cabellos, vestido…) y modela su cuerpo con sensible conjunción de luces y sombras. El resto de las figuras son contorneadas con trazos seguros –rectos  o curvos- que les dan cierto aire de colosalismo, reduciendo el sombreado a leves manchas. Maeztu trata el fondo con intención equilibrador respecto al primer término, situando las figuras en varios planos y recortando en el aire las varas de los pastores. Maeztu canta en esta obra a la Patria Española personificada en la belleza femenina, asociada a una idea de fecundidad, que bien puede derivarse de la presencia simbólica de los frutos, los animales –toros, leones y caballos- y la propia constitución de los hombres y mujeres. Constituye un boceto o estudio previo para obra de mayor empeño.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11